«Acampada en el antro comercial” – Segunda Parte

El pasado 06 de junio os contaba que gracias a Monstruo Bloggueras podíamos disfrutar del Capítulo Oculto Nº 13 sobre Ghoulia Yelps y su Acampada en el Centro Comercial, hoy la página de Fans de Monster High nos obsequia por el 13 de junio, la segunda parte también en Español, para que podamos seguir de cerca las aventuras de Ghoulia antes de la mudanza de Sálem.

Imágen Propiedad de Monster High y Mattel Inc.
Imágen Propiedad de Monster High y Mattel Inc.

… Os quedasteis intrigados con las aventuras de Ghoulia y su novio Slow Moe en la visita al centro comercial? Aquí podéis continuar leyendo lo que les sucedió a estos dos encantadores monstruitos!!!

 

Imágen Propiedad de Monster High y Mattel Inc. - Cortesía de Monstruo Bloggeras
Imágen Propiedad de Monster High y Mattel Inc. – Cortesía de Monstruo Bloggeras

 

… “Cuando Michael Jackson cante eso de «you’re out of time», saldrán de su escondite y empezarán a hacer el baile de los zombis del video clip de «Thriller», de acuerdo?”.

Ghoulia asintió con la cabeza y le dio un abrazo.

Heath dio una palmada a la funda de su cámara, «también he traído unas cuantas linternas de más».

«Linternas?», preguntó Slow Moe sacando su ajustado conjunto de piel del maletero de la zombi moto.

Heath asintió orgulloso, «no creo que vayamos a necesitarlas, al menos hasta … », volvió la mirada hacia arriba y se·fijó en el blanco cielo de la tarde, « … al menos hasta que anochezca, dentro de cinco horas».

«Y las linternas, para qué son?», insistió Ghoulia algo contrariada. No es que no estuviera agradecida por la ayuda de Heath, en realidad estaba encantada, pero no le gustaba que tomara la iniciativa y le cambiara los planes. Heath no hablaba zombi, pero entendió la pregunta.

«Me dijiste que tenías un plan brillante y que tenía que salir a la perfección, por eso las linternas, para darle más brillo al asunto», contestó Heath como si nada. Seguramente Ghoulia se habrá reído por la ocurrencia de Heath, si no fuera porque su futuro estaba en juego. En vez de reírse, inspiró profundamente y empezó a escribir:

«NO MÁS IDEAS, ESTO TIENE QUE SALIR A LA PERFECCIÓN PARA QUE TODO EL MUNDO LO VEA. SLOW MOE Y YO VAMOS A BAILAR LA CANCIÓN  «THRILLER».  TÚ LIMÍTATE A GRABARNOS Y A ACELERAR LAS IMÁGENES PARA QUE NO SE NOTE QUE SOMOS ZOMBIS DE VERDAD. LUEGO CUELGA EL VIDEO EN MONSTRUO-TUBE».

Heath contestó escribiendo: «POR QUÉ?». Ghoulia pensó en gritarle, «ya te lo he explicado todo en mi correo electrónico de once páginas», pero no quería que Heath se fuera echando chispas, así que se contuvo. Sin este vídeo, su mensaje no llegara a verse en Internet, y si el vídeo no conseguía correr como un virus por la red, nunca más volverla a salir con Slow Moe.

«CUANDO ACABEMOS EL BAILE, LOS NORMIS SE PONDRÁN A APLAUDIR Y A ACLAMARNOS. TODOS NUESTROS AMIGOS MONSTRUOS QUE HAN HUIDO DE LA CIUDAD VERÁN LO SEGURO QUE ES ESTE LUGAR Y VOLVERÁN A SUS CASAS. AS! YO TAMPOCO TENDRÉ QUE IRME, LO ENTIENDES AHORA?».

Heath asintió como si le hubiera quedado todo claro, pero se mordió una uña mientras ponía cara de no haber entendido nada.

«HE GRABADO UNA VERSIÓN SÚPER LENTA DE LA CANCIÓN PARA QUE SLOW MOE Y YO PODAMOS SEGUIR EL RITMO», escribió Ghoulia,

«ASÍ QUE RECUERDA ACELERAR LAS IMÁGENES CUANDO EDITES EL VÍDEO, VALE?».

Luego saco unos altavoces de iPod de su bandolera. «Supongo que sigue en pie eso de invitarme a tomar algo en cuanto acabemos, verdad?».

Ghoulia se lo había prometido, así que asintió con la cabeza y luego miró la hora en su teléfono móvil.

«Los espectadores de la película deberán salir en tres minutos!». Ghoulia le hizo una señal a Heath, quien quito la tapa de la cámara.

Slow Moe llevaba un rato peleándose por ponerse el ajustado conjunto rojo y negro de Michael Jackson que había alquilado; estaba increíble, Mientras tanto, Ghoulia acababa de ponerse sus mallas de leopardo por debajo de la rodilla y su chaqueta vaquera. Iban vestidos igual que los personajes del videoclip.

Con los corazones latiéndoles de emoción, se quedaron de pie en el centro del antro comercial esperando impacientemente el momento de empezar el baile. Slow Moe le guiñó un ojo a Ghoulia, «todo irá bien».

Ella le devolvió el guiño y pensó: «preferiría morirme otra vez antes que tener que abandonarte». De repente, un estruendo resonó por todo el antro comercial. Las puertas del cine se abrieron de par en par y empezaron a salir los espectadores. Lentamente y con los ojos todavía entrecerrados, se amontonaban en la salida mientras sus ojos se acostumbraban a la luz de la tarde.

«Ahooooooora!», le gritó Ghoulia a Heath, y empezó a sonar una versión monstruosamente lenta de «Thriller».  It’s … . .. close …. . .. to … . .. mid- night. ..

Empezaron a acumularse los curiosos, que intercambiaban miradas interrogativas y risitas nerviosas mientras Slow Moe y Ghoulia cantaban. El público se acercaba cada vez más y algunas personas los grababan con sus teléfonos móviles. Ghoulia hizo todo  lo posible para mantenerse en el papel de novia asustada de Michael Jackson, pero le resultaba muy difícil no mirar de reojo a su creciente número de fans. Aun así, consiguió centrarse en Moe hasta la segunda estrofa, pero luego le pudo la curiosidad.

¿Cuántos espectadores habrá?  ¿Centenares, miles? ¿Habrán llegado ya los equipos de las cadenas de televisión? Se moría por echar un vistazo al público antes de que los bailarines disfrazados de zombi salieran de su escondite para rematar el espectáculo, pero sabía que lo último que debe hacer un buen actor es fijarse en el público en plena función. Con un sutil giro de la cabeza, Ghoulia lanzo una mirada hacia la tienda de campaña que habrá montada frente a una tienda de deportes de aventura. Tres adolescentes se reían cubriéndose la cara con las manos. ¿De quien se reirán? Ghoulia giró el cuello un poco más. No quedaba nadie, ni siquiera el sol. Las farolas metálicas estaban encendidas y de la tienda de deportes de aventura salía una tenue luz de f1uorescentes. Un hombre bajo y fornido estaba sentado en las taquillas del cine, pero ese difícilmente se podrá contar como público.

«¿Dónde se habrá ido todo el mundo? ¿De verdad llevo cinco horas mirado fijamente a Moe? ¿Tendrán razón los normis en eso de que el tiempo vuela cuando te sientes a gusto con alguien?».

«Se han ido todos», dijo Moe, dejando de cantar la letra de la canción por primera vez, «llevamos unas cuantas horas solos».

Ghoulia se estremeció, «¿por qué no me has dicho nada?».

«No quería arruinar el vídeo», contestó Slow Moe con una mueca adorable.

«A lo mejor si pasamos a la parte del baile, el publico volverá». dijo Ghoulia todavía bailando al lento ritmo de la música.

«Mmm, me parece que los bailarines también se han ido», sentenció Slow Moe señalando el banco que había detrás de Ghoulia.

Al girarse, vio a Heath roncando con la cámara colgando de una mano y balanceándose al ritmo de su respiración. A Ghoulia le entraron ganas de dar una patada a su iPod, meterse en la primera heladería y atiborrarse de azúcar y helados hasta reventar. Luego, cuando se le pasara la rabia, se acurrucaría en posición fetal y lloraría hasta quedarse sin lágrimas. Pero de repente se acordó de que era una Yelps, una chica persistente, obstinada y que nunca dejaba las cosas a medias aunque resultaran ser un desastre. Así que siguió bailando.

Mow la detuvo. Acaricio el rostro de Ghoulia’ y dijo, «quizá deberíamos tomarnos un respiro».

«¿Y luego qué?, espetó Ghoulia mientras un tsunami de lagrimas inundaba sus pestañas moradas, «¿quieres que ayude a mis padres a hacer las maletas?».

Podríamos echamos en algún lugar cómodo».

«¿Eh?»; dijo Ghoulia preguntándose si le había oído bien.

Luego sus manos se encontraron, Slow Moe la guió hasta la tienda de campaña que había delante de la tienda de deportes de aventura y la ayudó a entrar. Se abrazaron como nunca y Slo Moe la besó lentamente en la frente y la punta de la nariz.

 

ff00ff; font-size: 22px;">CONTINUARÁ …….

¿Qué os ha parecido?… es muy interesante ¿verdad?

Hasta la próxima  😉

2 comentarios en ««Acampada en el antro comercial” – Segunda Parte»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.